Entre tantas psicoterapias ¿cómo saber si la mía funcionará?

Antes de darte una respuesta a este interrogante creo importante reflexionar en torno a la importancia de la divulgación y toma de decisiones informadas en salud Mental. Es bien sabido que con el auge de las redes sociales y de los influencers “gurus de la felicidad” pululan los “datos psicológicos” que muchas veces lejos de informar, alejan a la población en general de la búsqueda de información científicamente probada, poniendo en riesgo su bienestar y el de los suyos.

Es habitual encontrar en tik tok pseudodatos sin ningún soporte científico que validen cualquier afirmación, lo que lleva a que se ponga en entredicho la rigurosidad y el carácter científico de la psicología y el estatus de los profesionales de la salud mental en la sociedad.

Es así como para responderte es importante clarificar la distinción entre pseudoterapias y psicoterapias basadas en evidencia científica. Las pseudoterapias son todas aquellas prácticas, servicios, actividades o productos ofertados como opción terapéutica pero que no cuentan con soporte en el conocimiento científico que avale su eficacia y seguridad, en ese sentido, tampoco hay ninguna evaluación de los posibles costes y perjuicios que pueden causar.

Las terapias basadas en evidencia, por su parte, son terapias con efectividad demostrada mediante estudios rigurosos como ensayos clínicos aleatorizados y estudios sobre la rigurosidad de las investigaciones, generalmente con una muestra significativa de participantes.

La mayoría de las terapias basadas en evidencia cumplen los siguientes criterios (Moriana y Gálvez, 2020, p. 4)

  • Comparaciones entre grupo de tratamiento y un grupo al que se le asigna un placebo o sin terapia (grupo control).
  • Asignación aleatoria de los participantes al tratamiento y a la condición de control.
  • Uso de manuales de tratamiento que especifiquen con detalle el procedimiento terapéutico.
  • Múltiples medidas de cambio terapéutico desde el inicio hasta el final de la intervención.
  • Diferencias estadísticamente significativas al final del periodo de intervención entre el tratamiento y la condición de control.
  • Replicación de los resultados por un investigador o equipo de investigación independiente que pueda reproducir los hallazgos obtenidos en el estudio original.

Queremos compartirte algunas terapias que han mostrado evidencia científica de acuerdo con la división 12 de la APA Treatments | Society of Clinical Psychology (div12.org)

  • Terapia cognitivo-conductual
  • Terapia de solución de problemas
  • Terapia conductual de pareja
  • Terapia dialéctica Comportamental
  • Terapia cognitiva Basada en Mindfulness

Así mismo, podemos citar algunas de estas pseudoterapias que no tienen evidencia con el fin de que tomes decisiones informadas y evites cualquier tipo de publicidad engañosa, así como daños a tu bolsillo y tu salud.

Algunas de estas pseudoterapias son:

  • Constelaciones familiares
  • “Terapia” de ángeles
  • Aromaterapia
  • “Terapia” de regresiones a vidas pasadas
  • “Terapia” energética (con cualquier apellido)
  • Terapia de descodificación bioemocional.
  • Terapia cuántica (con cualquier apellido)
  • Coaching ontológico
  • Programación Neurolingüística

Concluyendo, para responder al interrogante ¿entre tantas psicoterapias cómo saber si la mía funcionará? es importante reflexionar acerca de la importancia de que un proceso implique el compromiso del consultante con acciones permitan llevar los aprendizajes de las habilidades trabajadas en la sesión a la vida cotidiana, teniendo precaución y quizá un sano escepticismo de las pseudoterapias que venden cambios automáticos, libres de esfuerzo y producidos por una iluminación o insight, pues la realidad es que el crecimiento personal implica un esfuerzo constante…

Moriana, J. A., & Gálvez-Lara, M. (2020). Psicoterapias y pseudoterapias en búsqueda de la evidencia científica. la ciencia y la práctica profesional en psicología clínica. Papeles del Psicólogo41(3), 201-220.

Presentado por

Barrero López Nidya Lizeth, Báez Álvarez Michael, Barbosa Sepúlveda Dilan, Benítez Lara Antonio y Bernal Deaza Luis Carlos.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *