¿Cómo regular de manera efectiva sus emociones?

Girl covering face with white boards. Set of painted emotions

La psicología ha invertido más de 100 años al estudio de las emociones y sus efectos sobre otros comportamientos. Podemos entender las emociones como reacciones de corta inmediatas y de corta duración ante eventos inesperados. Por ejemplo, si usted estaba pagando en un Centro Comercial y de pronto le anuncian que es el ganador de un bono de 100 dólares por ser cliente fiel de dicho centro, seguramente lo inesperado de la situación le provocará una emoción de alegría, De manera similar si usted llega  a su casa y encuentra a su pareja con otra persona posiblemente va a sentir emoción de tristeza e ira.

Las emociones son adaptativas en tanto que preparan al cuerpo para responder a las demandas del entorno. Pensemos en un animal que se encuentra en su ambiente y de pronto suena un ruido muy fuerte de explosión de un volcán cercano. El animal tendrá una reacción de sobresalto que implica tensión muscular, aumento del ritmo cardiaco, entre otras lo que le facilitará salir corriendo. El caso del enojo también puede servir de ejemplo. Suponga usted que alguien se las “quiere dar de vivo” y desea robarle algo. Quizás en ese momento experimentaría enojo y sería adaptativo para luchar por lo que le pertenece. Cada una de las emociones favorecen entonces sensaciones físicas, que aumentan comportamiento que resuelve situaciones difíciles. Las emociones en términos generales promueven acercarse o alejarse de eventos potencialmente útiles o nocivos para la supervivencia y la reproducción.

El problema con las emociones radica en que en ocasiones son muy intensas y/o ocurren ante situaciones que no demandan una respuesta muy agresiva o de escape. En el caso del animal que se asusta ante un sonido producido por una explosión volcánica es adaptativo que sienta miedo pues favorece que pueda escapar rápidamente del lugar. Pero un individuo que está en una entrevista de trabajo, podría considerar la evaluación de quien lo contrata como una potencial “amenaza” y ante esto experimente una fuerte respuesta de miedo irracional, en tanto que la amenaza no es real y la respuesta es adaptativa, que llamamos ansiedad.

Ante emociones muy intensas que no se corresponden con los objetivos de la persona en una situación particular. Surgen por parte de la persona intentos de modular su respuesta emocional. De acuerdo con Gross existen 5 formas de intentar regular las emociones cuando estas son molestas y/o desproporcionadas. Estas son: 1. Intentar evitar la situación. En el caso del individuo que teme que se ponga nervioso en la entrevista de trabajo una primera forma y desafortunadamente, muy común en personas ansiosas y/o con otros problemas emocionales es la de evitar afrontar las situaciones que les provoca malestar. Una segunda forma es la de intentar modificar la situación. Siguiendo con el mismo ejemplo, si la persona decide ir a la entrevista laboral pero nota que está muy nerviosa puede hacer chistes tratando de que el entrevistador cambie su actitud. Una tercera forma de regular emociones de acuerdo con el modelo de Gross es la de intentar distraerse de sus sensaciones físicas y/o pensamientos asociados a la emoción molesta. La persona del ejemplo podría intentar dejar de prestarle atención a lo que está sintiendo en ese momento. Si aún sigue experimentando las emociones molestas, una cuarta estrategia es la de hacer que no se le note sus emociones tratando de controlar la gestualidad asociada a la o las emociones molestas. Como podrá imaginar cualquiera de las  estrategias o el uso de varias de estas puede derivar en sentir que las emociones lo abruman lo que a su vez podría hacer que la persona definitivamente evite toda clase de situaciones que ocasionan malestar. Existe una quinta forma de regular emociones que ha mostrado ser adaptativa para afrontar situaciones que provocan emociones molestas. Esta es la reevaluación cognitiva. La reevaluación cognitiva implica la aceptación sin intentar luchar contra las respuestas emocionales y la resignificación de la experiencia emocional y/o la situación de modo que la emoción catapulte en vez de ser un obstáculo para la consecución de objetivos.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *